Pasar al contenido principal

En los últimos años seguro que habrás oído hablar sobre el plasma rico en plaquetas (PRP),  un tratamiento cada vez más demandado tanto en medicina estética y dermatológica, como en oftalmología, odontología y sobre todo en los último tiempos en traumatología donde está adquiriendo un gran auge y no es para menos. Deja que te contemos:

El plasma rico en plaquetas (RPR) se engloba dentro de los tratamientos llamados regenerativos que como su propio nombre indican sirven para regenerar tejidos,  teniendo por tanto una enorme utilidad en todas las áreas de la medicina mencionadas. Lo cierto es que existe cada vez una demanda mayor de este tipo de técnicas mínimamente invasivas (y naturales) para la regeneración de la propia piel y de tejidos que o bien se han ido desgastando con el paso del tiempo, o bien han sufrido lesiones.

¿QUÉ ES EL PRP Y COMO SE OBTIENE?  

El plasma rico en plaquetas (PRP) es un material biológico que se obtiene de la misma sangre del paciente en el que la concentración de plaquetas es superior a la fisiológica . Las plaquetas poseen en sus gránulos alfa una gran cantidad de factores de crecimiento que son liberados localmente cuando son activadas y que son esenciales en el proceso inicial de reparación y regeneración tisular. Entre los más importantes podemos destacar PDGF, TGF- B1, VEGF,  EGF, Factor 4, angiopoietinas y endostatinas. Además el plasma posee HGF e IGF-1. También son sustancias de interés en la cascada de reparación tisular la  adenosina, serotonina, histamina y el calcio liberado de los gránulos densos. Todos ellos son moléculas que pueden estimular la curación de un tejido dañado, mediante procesos de angiogénesis, miogénesis, quimiotaxis, reclutamiento celular y estímulos para la diferenciación y proliferación celular o de la síntesis de la matriz extracelular.

La preparación, es muy sencilla y totalmente ambulatoria. Consiste en :

  1. Extracción de la sangre del paciente por venopunción (la cantidad de sangre extraída es similar a la de una extracción de sangre normal).
  2. Centrifugación de la muestra.
  3. Activación o no de las plaquetas según el tipo de producto que queramos conseguir.
  4. Separación de la fracción con plasma y concentrado de plaquetas.   

Es decir se obtiene la porción de plasma rico en factores de crecimiento la cual es infiltrada en la zona a tratar proceso que dura en total unos 30 minutos aproximadamente.

Proceso de Obtención del PRP

¿QUE BENEFICIOS Y VENTAJAS TIENE EL PRP?

El interés terapéutico del PRP se debe por tanto al importante papel de las plaquetas en los procesos de reparación y curación de las heridas en distintos tejidos debido a los numerosos factores de crecimiento que estas albergan en el interior de sus gránulos. Los beneficios son múltiples:

  • Estimula síntesis de colágeno.
  • Reorganiza la distribución de las fibras de colágeno y de elastina.
  • Mejora la circulación.
  • Ayuda a la formación de tejido nuevo.
  • Reactiva la curación.
  • Acorta los tiempos de lesión.
  • Disminuye el dolor.
  • Reduce la inflamación.
  • Disminuye adherencias.
  • Mejora cicatrización biológica de los tejidos. 

De ahí que tenga una gran aplicación en: 

  • Recuperación de lesiones traumatológicas  (Condromalacia rotuliana, artrosis moderada de rodilla, tendinitis del rotuliano, Epicondilitis, tendinitis de Aquiles, Fascitis plantar, supraespinoso etc.)
  • Procesos estéticos de rejuvenecimiento o cicatrización de la piel.
  • Implantes capilares.
  • Oftalmología 
  • Odontología y cirugía maxilofacial.

La ventaja fundamental del PRP es que procede de la propia sangre del paciente, no hay posibilidad alguna de rechazo, por lo cual está indicado para cualquier tipo de persona sin límite de edad ni patologías.

No es necesario el ayuno para la extracción, aunque  es conveniente en las 6 horas previas evitar la ingesta de grasas así como no tomar antiinflamatorios o anticoagulantes una semana antes del tratamiento. Además al ser aplicado en ámbito ambulatorio, sin necesidad de que la persona quede ingresada, el paciente puede realizar vida normal inmediatamente después de la aplicación, solo se recomienda actividad moderada en las 24-48h siguientes a la infiltración.

Por tanto el PRP es una opción terapéutica muy valiosa, sencilla y beneficiosa de ahí que se haya popularizado tanto. No esperes a probarlo si tu médico lo aconseja.

En Laboratorio Ganivet, disponemos de los mejores equipos y materiales así como los profesionales más cualificados para la obtención de tu propio PRP, quieres saber más haz click aquí